En la Escuela de Fútbol, los más pequeños aprenden a jugar al fútbol y se divierten mientras se educan en valores compitiendo y compartiendo equipo con otros compañeros, apreciando el valor del trabajo en grupo.